Las historias de usuario

Las historias de usuario

A lo largo de nuestra experiencia trabajando con equipos ágiles nos hemos encontrado con un denominador común, nunca hay conformidad en los equipos con una historia de usuario, muchas veces los miembros del equipo solicitan que se incluya mas detalles en la redacción para iniciar la construcción sin contratiempos, pero irónicamente es preciso al momento de construir donde el equipo empieza a darse cuenta realmente cuál es el alcance esperado ya que es en este punto donde empiezan las preguntas, en el mejor de los casos, porque hay en ocasiones en las que se llega al desk check a validar que no se ha cumplido con los criterios de aceptación. En este sentido ¿Qué tanto debe decir una historia de usuario?, para identificar este punto iniciemos con lo básico. 

 

¿Qué es una historia de usuario? Desde el punto de vista del usuario es lo que se espera que el sistema sea capaz de hacer para satisfacer su necesidad. ¿Cuál es el beneficio que aportan las historias de usuario? Principalmente saber quién las va a usar y que beneficio aportan al negocio.

Plantilla de histria de usuario
Plantilla de Historia de usuario

Ahora, qué tanto debemos incluir dentro de la narrativa de una historia de usuario?, si tomamos como referencia uno de los valores ágiles que reza “Personas e interacciones sobre procesos y herramientas” podemos inferir que las historias de usuario deben contener la suficiente información para indicar que es lo que se requiere, pero los detalles de las mismas se obtienen a través de la interacción de las personas del equipo, es decir que solo a través de la comunicación se van especificando detalles y construyendo los criterios de aceptación. Muchos entornos exigen historias documentadas con punto y coma, hemos visto inclusive documentos de varias páginas detallando una historia de usuario, esto claramente es una violación flagrante al valor antes mencionado de agilidad.

 

¿Cómo se escribe una historia de usuario? Existen varias formas de representación y nivel de detalle a incluir dependiendo del grado de madurez de los equipos, para un alto grado de madurez, simplemente se especifica el título y todo lo demás es derivado de la conversación, para otros equipos que recién inician su camino ágil, puede ser que requieran un poco más de contexto y más detalles escritos, pero en ningún caso, estas definiciones reemplazan la conversación entre el equipo y los usuarios. 


En KireiApps preferimos un término medio donde se registren los aspectos importantes a implementar y a su vez sea un punto de partida para la conversación, pues no todos los equipos se conforman con miembros con el mismo nivel de seniority y adicional es importante desde nuestro punto de vista, ir registrando esta conversación dentro de la herramienta en la que se manejan las historias de usuario con el fin de que, si existe rotación en el equipo, los nuevos miembros puedan tener un contexto más rápido de la conversación.

 

En resumen una historia de usuario no es un listado detallado de requerimientos sino el punto de partida para la conversación entre usuarios y equipo. 

 

¿Y tú cómo escribes tus historias de usuario?

 

En KireiApps te asesoramos sobre agilismo y cómo implementarlo, ¿quieres más información? Contáctanos.

Las historias de usuario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba